jueves, 22 de enero de 2015

Frente al mar.

Tan pausada como el movimiento de las olas.
Tan tranquila como el mar puro, liberado de todo.
Así me siento frente a al océano, a solas sin nadie más rondando por la arena; acunada por el sonido de las olas al romper; disfrutando del frescor que el cielo encapotado aporta a mi piel.
No hay nada más, sólo la paz y yo. Cierro los ojos y me acuno por el sonido que calma y ayuda a dormir, aunque no quiera hacerlo. Si me duermo, cortaré el momento, y nada merece ser eterno tanto como este instante. Este instante en mi tierra, en mi entorno, entre el medio al que pertenezco y al que me gustaría pertenecer.
Siendo yo misma.
Entierro los pies en la arena y dejo que su frescor me invada; el viento mueve mi cabello, pero tiene la delicadeza de no ponérmelo en el rostro. Es todo un detalle, si no no podría apreciar el olor salino del mar, vería interrumpido mi oasis por algo tan nimio e inoportuno como una incomodidad.
La incomodidad no tiene cabida aquí.
No tiene cabida porque mi cuerpo y mi espíritu se calman poco a poco, ayudados por las olas que me acunan sin rozarme; mis ojos se cierran sin darme cuenta, arrullados por su sonido; mi mente escapa de la realidad y vuela fuera de mí, siendo libre en todo su esplendor.
No quiero volver, quiero quedarme para siempre aquí.

Frente al mar.

6 comentarios:

  1. Ir AMOOO COMO ESCRIBES !!! Me emociona lo que escribes.

    ResponderEliminar
  2. Un fragmento precioso.
    Se sienten tus emociones al leerte.

    ResponderEliminar
  3. Cuantos relatos... Veo difícil ponerme al día de nuevo. Por lo menos tengo diez entradas en cola.

    Veo que has cambiado un poco el blog en general y también que utilizas un seudónimo. Irith Sensei. Jeje. Ya me contaras.
    En cuanto al relato, lleno de tu esencia, sentimiento y sensibilidad. Me ha gustado especialmente éste momento:

    "Entierro los pies en la arena y dejo que su frescor me invada; el viento mueve mi cabello, pero tiene la delicadeza de no ponérmelo en el rostro. Es todo un detalle, sino, no podría el olor salino del mar, vería interrumpido mi oasis por algo tan nimio e inoportuno como una incomodidad. "

    Maravilloso.

    PD: Veo que has colgado la imagen de ésta entrada en tu perfil. Buena idea.

    Espero regresar pronto. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. He estado muy productiva últimamente, pero eso va a cambiar pronto... odio el estrés de la universidad. Yo también tengo que ponerme al día con tu novela, que creo que me he perdido un par de capítulos.
    Le he dado un lavado de cara, la verdad es que ahora me gusta mucho cómo está, tiene más el aspecto que siempre he querido darle. Lo de Irith Sensei me lo sugirieron mis amigas de este mundillo porque quería un apodo y al parecer soy muy buena aconsejando :D
    Mil gracias :)) La de la imagen soy yo, por eso está en mi perfil jajaja.
    Saludos ^^

    ResponderEliminar