viernes, 17 de junio de 2016

Oda a Mulan.

¡Hola mis niños!
Hoy vengo a traeros una obra que me conquistó hace mucho, la llamada “Oda a Mulan”.

Supongo que todos conoceréis la historia de Mulan, aunque sea sólo por la famosa película de Disney: sin embargo, la difusa leyenda de esta mujer nos dice que ella, tras pasar toda una década librando batallas en nombre de su padre (y vestida como un hombre), volvió a su casa donde sus compañeros del ejército, al ir a visitarla más tarde, descubren que en realidad es una mujer.
Como vemos, esta versión difiere de la de la película, pero ambas tienen en común la historia de una mujer fuerte y valiente capaz de enfrentarse a la sociedad machista de su época por uno de los fines más nobles que puedo imaginar, el de salvar a su padre.
Sin embargo, no es ni remotamente seguro que Mulan existiera en realidad, ya que su historia deriva de un poema escrito en el s. VI conocido más popularmente como “Oda a Mulan”, ya que también se le puede conocer por otros nombres. Aquí os lo enseño.

Los insectos celebran con su canto la tarde.
Mulan está tejiendo ante la puerta.
No se escucha girar la lanzadera,
tan sólo los lamentos de la niña.
Preguntan dónde está su corazón.
Preguntan dónde está su pensamiento.
En nada está pensando,
si no es en el rey Kong, su bello amado.
La lista del ejército ocupa doce rollos
y el nombre de su padre figura en todos ellos.

No hay un hijo mayor para el padre,
un hermano mayor que Mulan.
«Yo iré a comprar caballo y una silla,
yo acudiré a luchar por nuestro padre.»
Ha comprado en oriente un caballo de porte,
ha comprado en poniente una silla y cojín,
ha comprado en el sur una brida
ha comprado en el norte un buen látigo.

Al alba se despide de su padre y su madre;
cuando anochece, acampa junto al Río Amarillo.
Ya no escucha el llamado de su padre y su madre,
tan sólo el chapoteo del caballo en el agua.
Al alba abandona el Río Amarillo;
cuando anochece, llega a la Montaña Negra.
Ya no escucha el llamado de su padre y su madre,
tan sólo a los caballos relinchando en el monte.

Cruzó miles de millas en busca de la guerra,
corrió como volando por pasos y montañas,
las ráfagas del cierzo traían son de hierro,
a la luz de la luna brillaban armaduras.
Allí los generales luchando en cien batallas
morían, y después de haber dado diez años
volvían a su casa, valientes, los soldados.

De vuelta, es recibida por el Hijo del Sol,
que se sienta en la Sala de los Resplandores.
Le concede medallas por sus méritos muchos,
le ofrece alas de pato crujientes por millares.
El Khan le ha preguntado qué quiere hacer ahora.
«Mulan no necesita honores oficiales,
dame un burro robusto de cascos bien ligeros
y envíame de vuelta a casa de mis padres.»

Cuando escuchan sus padres que su hija se acerca,
los dos salen a verla, dándose de codazos.
Cuando escucha su hermana que su hermana se acerca,
se arregla y se coloca delante de la puerta.
Cuando escucha su hermano que su hermana se acerca,
saca filo al cuchillo, sacrifica un cordero.

«He abierto la puerta de mi cuarto oriental,
y en el occidental me he sentado en la cama.
Me quité la armadura que llevaba en la guerra
y me he puesto la ropa que llevé en otro tiempo.
Delante del espejo, cerca de la ventana
me he peinado el cabello enmarañado
y he adornado mi frente con pétalos dorados.»
Cuando Mulan salió ante sus camaradas,
todos se sorprendieron, quedáronse perplejos.
Doce años estuvieron con ella en el ejército
y ninguno sabía que era una muchacha.

Las patas del conejo saltan más,
los ojos de la hembra son algo más pequeños,
mas cuando ves un par corriendo por el campo,
¿quién logra distinguir la liebre del conejo?

No sé a vosotros, pero a mí me parece precioso.


"Mas cuando ves un par corriendo por el campo,
¿quién logra distinguir la liebre del conejo?"


Aquí abajo os voy a dejar algunos de los enlaces que he consultado para traeros esta entrada, por si queréis saber más:
http://www.chinoesfera.com/inxianzai.php?id=224
http://lockhartdays.blogspot.com.es/2014/05/la-historia-de-mulan-origen.html

Un beso, ¡sed felices!

6 comentarios:

  1. Me encanta, no lo conocía. Además la historia de Mulán me parece fascinante *-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me encantó cuando la conocí *-*

      Eliminar
  2. Vaya, no tenía ni idea, y el poema me ha encantado, especialmente el final. Gracias por traérnoslo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta muchísimo esa parte <3 No se merecen :)

      Eliminar
  3. Me parece precioso, y me encanta, la verdad. Siempre he tenido debilidad por este tipo de historias.
    Muchas gracias por compartirlo con nosotros (que yo personalmente no tenía ni idea xD)
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me ha encantado esta.
      Jajaja, no se merecen xD
      Un beso :)

      Eliminar